/Un Hígado vivo

Un Hígado vivo

By |2019-04-04T09:45:17-04:00April 4th, 2019|GIST Education, Global, News, Nutrition|

Monitoreando la salud del hígado con GIST

sistema digestivo

El hígado (liver), ubicado debajo de la caja toráxica derecha, es el órgano interno más grande del cuerpo y actúa como una fábrica que regula la digestión, el contenido de sangre, la producción de nutrientes y su almacenamiento. El hígado procesa todos lo que circula a través de nuestro cuerpo, incluyendo lo que consumimos como alimentos y bebidas; se encarga de su filtración y el almacenamiento. El hígado también elimina sustancias nocivas y recircula nutrientes beneficiosos a otras partes de nuestro cuerpo. Sin embargo, cuando el hígado se daña o lesiona, no puede metabolizar los medicamentos, producir proteínas utilizadas para la coagulación de la sangre, filtrar la sangre y ayudar a la digestión en toda su extensión. Afortunadamente, el hígado tiene la capacidad de regenerarse a su tamaño completo (el único órgano interno que puede hacerlo). Debido a su inmensa funcionalidad, la salud del hígado debe controlarse constantemente para asegurar que sus contribuciones a la actividad química y metabólica no se vean afectadas.

En cuanto al GIST, todos los medicamentos relacionados son metabolizados en el hígado por la enzima CYP3A4. Los pacientes a los que se les prescribe actualmente imatinib genérico, Gleevec (imatinib de marca), Sutent o Stivarga, deben conocer los riesgos asociados para la salud del hígado que pueden ser causados por estos medicamentos.

Imatinib genérico o de marca (Gleevec)

El mesilato de imatinib inhibe la actividad a varias tirosina quinasas, como Abl (the Abelson proto-oncogene), c-KIT y PDGFR (Platelet-Derived Growth Factor Receptor). Se encontró que puede producirse hepatotoxicidad o lesión hepática durante su consumo a corto y largo plazo. Mientras toma Imatinib, el monitoreo de la función hepática debe documentarse para revisar las enzimas hepáticas, incluida la fosfatasa alcalina, las transaminasas, la bilirrubina y la albúmina. En estudios de microsomas humanos, se encontró que el imatinib es un potente inhibidor competitivo de las enzimas CYP2CP, CYP2D6 y CYP3A4/5, que desempeñan un papel en el metabolismo del imatinib. Aunque es poco frecuente, se encontraron toxicidad hepática grave, enzimas hepáticas elevadas, necrosis hepatocelular y necrosis del conducto biliar durante estudios a largo plazo en animales. Estas reacciones adversas son algo que debe tener en cuenta, especialmente si tiene otros factores de riesgo que han afectado su salud hepática.
(Fuente: Novartis Oncology: Gleevec Prescribing Information)

Sutent

El malato de sunitinib (Sutent) sigue siendo un medicamento de segunda línea para el tratamiento del tumor del estroma gastrointestinal (GIST). Actualmente, los pacientes con GIST no resecable o metastásico con cKIT positivo que son intolerantes o se vuelven resistentes al imatinib pueden comenzar a tomar Sutent. Ha habido varios casos de lesión hepática atribuida a la terapia con sunitinib, incluidas elevaciones de enzimas hepatocelulares en la sangre y necrosis hepática aguda. Mientras que algunos casos se han producido debido a una hepatotoxicidad directa, otros se han hecho por hipotensión, shock o isquemia (restricción del suministro de sangre al tejido). Sunitinib, como Imatinib, se sabe que metabolizan a través de la vía del CYP3A4 en el hígado. Dentro de esta vía química, se ha observado que la producción de una molécula intermediaria tóxica también puede conducir a lesiones hepáticas. Otros factores de riesgo para evaluar cuando se considera el inicio de Sutent son las historias personales de enfermedad hepática conocida, uso de alcohol o factores de riesgo de hepatitis viral.
(Fuente: National Institutes of Health: Visión general de LiverTox Sunitinib)

Stivarga

Clínicamente, el regorafenib (Stivarga) se usa como una opción de tercera línea para el tratamiento de los GIST progresivos que ya han sido tratados con mesilato de imatinib y malato de sunitinib. Regorafenib se dirige a varias quinasas intracelulares y membrana-unida, como PDGFRA, KIT, BRAF y Abl. Stivarga fue probado en términos de trastornos hepatobiliares por Bayer. Los estudios de Bayer confirmaron que los pacientes con Stivarga deben someterse a pruebas de función hepática de forma rutinaria. Los aumentos en ciertos biomarcadores de la función hepática, como la bilirrubina, se enumeran en los efectos secundarios más comunes de Stivarga según Bayer. Bayer sugiere un ajuste de la dosis si se produce insuficiencia hepática grave. Sin embargo, no se recomienda un ajuste de la dosis en pacientes con insuficiencia hepática leve o moderada. Además, si Stivarga se toma con la administración conjunta de un fuerte inhibidor de CYP3A4, parece haber un patrón en la reducción de los metabolitos activos M-2 y M-5, los cuales pueden aumentar la probabilidad de un aumento de la toxicidad.
(Fuente: Bayer: Stivarga Prescribing Information)

La mayoría de las lesiones hepáticas deben ser diagnosticadas por su médico. Por lo tanto, es altamente recomendable que consulte a su médico antes, durante y después de tomar los medicamentos para GIST. Si bien la medicación no es la única forma de abordar la salud del hígado, otros cambios en el estilo de vida y la ingesta nutricional pueden mejorar el funcionamiento del hígado. Es importante monitorear el hígado, ya que se sabe que es el sitio más común de metástasis en pacientes con GIST. Se cree que es debido a que el hígado filtra la sangre, que puede contener células GIST microscópicas, el ambiente del hígado puede promover la supervivencia y/o el crecimiento de las células tumorales.

A continuación se enumeran algunas sugerencias para ayudar a proteger su hígado. Junto con la medicación y mejores hábitos diarios, nunca es demasiado tarde para tomar medidas preventivas que puedan mejorar su salud general.

Cambios en el estilo de vida:

  • Limite el consumo de alcohol. Existe un consenso de que el consumo de alcohol, incluso
    con moderación, aumenta el riesgo de cáncer y su recurrencia en el sistema gastrointestinal.
  • Los altos niveles de estrés y los desequilibrios hormonales pueden comprometer la
    funcionalidad del hígado.
  • Incorpore diferentes formas de ejercicio diario que pueda realizar, como andar en bicicleta,
    caminar, hacer jardinería, nadar, bailar o practicar yoga.
  • Beba agua para ayudar al hígado y los riñones a eliminar las toxinas de su cuerpo. Agregar
    limón o lima, adiciona sabor y antioxidantes.
  • Agregar alimentos ricos en fibra, como frambuesas, brócoli, lentejas y granos integrales
    puede ayudar a nutrir bacterias intestinales saludables para eliminar toxinas del tracto
    gastrointestinal (GI) y aliviar la carga de trabajo en el hígado
  • Las hojas verdes tienen clorofila que desempeña un papel en la absorción de toxinas
    ambientales en el torrente sanguíneo, como productos químicos, pesticidas y metales
    pesados.
  • Agregue a su dieta alimentos de la familia allium, como el ajo, las cebollas, los chalotes y
    los puerros puerros, por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que favorecen la
    salud del hígado.
  • Mientras toma Imatinib genérico, Gleevec, Sutent o Stivarga, evite las toronjas o los jugos
    de toronja porque suprimen el funcionamiento metabólico de las principales enzimas
    hepáticas.
  • Los suplementos herbales, vitamínicos / minerales o botánicos pueden tener de 2 a 10 veces
    la cantidad de nutrientes que se encuentran en los alimentos. Una dieta principalmente a
    base de plantas, llena de frutas, verduras que varían en color es mucho más beneficiosa

Pregúntele a su médico:

  • Hable con su médico si está tomando suplementos dietéticos o hierbas que pueden dañar
    su hígado.
  • Pídale a su médico pruebas de laboratorio para chequear las enzimas y la funcionalidad de
    su hígado.
  • Si sufre elevación de enzimas hepáticas, considere con su médico la reducción de la dosis,
    el cese temporal o un ciclo corto con medicamentos corticosteroides como Prednisone o
    Immuran.
  • Tenga en cuenta que ciertos medicamentos, como los medicamentos para el colesterol,
    como el acetaminofen (Tylenol), los medicamentos para el resfrío, los bloqueadores del
    calcio y los medicamentos antidepresivos y/o contra la ansiedad pueden dañar su hígado si
    se toman con demasiada frecuencia.

Si bien no hay evidencia de que cambiar su dieta pueda proteger su hígado, el consenso es mantener
una dieta balanceada y disminuir el consumo de alcohol. Como siempre, el caso de cada individuo
es único; Por favor consulte a su médico antes de hacer cambios en su dieta.

Definitions 
HepatotoxicidadTambién llamada enfermedad hepática tóxica inducida por drogas implica daño (sea funcional o anatómico) del hígado inducido por ingestión de compuestos químicos u orgánicos.
NecrosisLa muerte patológica de la mayoría o todas las células en un órgano o tejido debido a una enfermedad, lesión o falta de suministro de sangre.
Molécula intermediariaMoléculas o sustratos convertidos durante una ruta metabólica de reacciones bioquímicas.

Fuente: https://liferaftgroup.org/2019/02/lively-liver/

Publicaciones recientes en español

Recent Posts

Upcoming Events

  1. Dr. Sicklick presents an update on Temozolomide Trial
  2. Kathy Sarmiento Medicare 101 Webcast

    LRG Webcast Series: Medicare 101

    September 9 @ 12:00 PM - 1:00 PM